Esperando al viento 4


¿Cuantos años han pasado ya de esas primeras salidas nocturnas? Aquellas en las que no sabíamos muy bien que hacer, en las que venías a hacer fotos sin cámara, donde buscábamos las localizaciones de unos y otros intentando aprender copiando encuadres e iluminaciones. Esas noches de hacer una sola foto, tardar horas y aun así no quedar muy allá, pero poco a poco íbamos mejorando. Han cambiado ya mucho las cosas eh Cesar! tanto como tiempo ha pasado.

Bueno pues esta entrada es para ti. Te la mereces, por estar presente siempre aunque no hayas venido con nosotros a hacer fotos. Sigues alucinando con cada foto “distinta” que hacemos y siempre estás dispuesto a colaborar. La pena es el tiempo, nos hacemos “mayores” y con esto aparecen más responsabilidades que nos complican las posibilidades de salir a hacer fotos y hacer otros proyectos.

Teníamos pendiente esta salida por Cuenca desde hace mucho tiempo. La última vez que estuvimos con vosotros, dijimos: -sí, en un par de meses volvemos, pero ya han pasado más de 6 años. Acabamos de estar allí y hemos vuelto a decir que si tenemos hay volver pronto que se han quedado muchos sitios por hacer. A ver si podemos organizarnos y que no pasen tantos años 😀

Esperando al viento

ISO 1600 f/2.8 30s. – 14mm

La realización de esta foto habla de adaptación a las condiciones del lugar. No sabíamos si los focos que apuntan al molino iban a estar iluminados o no. Pero teníamos que arriesgarnos a acércanos hasta allí para poder conseguir hacer la foto. En estos casos siempre hay dudas de si merece la pena desviarse casi una hora para comprobar si se puede hacer una foto o no. Cuando llegamos al camino que sube hasta el molino, vimos que no tenia iluminación por lo que nos alegramos, – No hemos perdido el tiempo!, peeero quedaba lidiar con las luces del pueblo que como veis le aplican luz al lado derecho del molino.

Como suele suceder había que adaptarse a las circunstancias. Así que fuimos buscando las posibilidades que tenia el molino, no queríamos que la iluminación principal la aportara el pueblo, ya que iba a quedar una foto sin apenas volumen, por lo que optamos por buscar este encuadre. Desde este punto, el camino nos mete dentro de la toma, tenemos alguna nube en el fondo de color amarillento anaranjado producido por la contaminación lumínica y nos permite iluminar la escena.

Como siempre, una vez visto en el encuadre y después de enfocar, buscamos los parámetros que más nos convencían para la toma, queríamos un cielo oscuro y teníamos que tener cuidado para que la luz del pueblo no se quemara.

Para iluminar, usamos 2 linternas.

  • En el lado izquierdo una cálida, que trabaja a unos 3.200K por lo que marcando esa temperatura en la cámara conseguimos mostrar un color muy parecido al real.
  • En el lado derecho una mucho más cálida, con lo que conseguimos igualar el tono de la la contaminación lumínica.

Desde la izquierda se iluminó el molino procurando conseguir el máximo volumen posible y a su vez el suelo, dándole detalle. Con ello conseguimos que se viesen los colores del suelo y marcar el camino que servirá de guía visual. La luz de la derecha, sirve para eliminar las sombras más duras que generan las farolas del pueblo sobre la pared del molino.

Ya sabéis que si tenéis alguna duda o queréis que profundicemos algo más en algún tema, solo tenéis que dejarnos vuestras dudas aquí debajo o a través de contacto.

Si no quieres perderte nuestras actualizaciones. Suscríbete ¡Nos vemos el martes!

 


¿Tienes algo que comentarnos? ¿Tienes alguna duda? Escríbenos

4 ideas sobre “Esperando al viento

  • Jul

    Una toma extraordinaria, no como siempre, si no mejor que siempre.
    La verdad es que cada martes, veo vuestras fotos y aunque me apetece poneros algo, no lo hago en todas las ocasiones por no monopolizar vuestra web.
    Lo que veo, me gusta, me motiva, me pone ….. jajaja.

    En serio, la iluminación me encanta y el encuadre es especialmente bonito. Yo hubiera sido más “vulgar” y hubiera cometido el error de acercarme más al molino, lo que hubiera cambiado totalmente la perspectiva de la toma.
    Me gusta como habéis tapado parcialmente la contaminación lumínica para que no sea el punto más importante de la foto.
    La iluminación difícil del suelo, está muy conseguida. Los surcos del terreno juegan a vuestro favor con el volumen de luces y sombras.

    Estáis hechos unos hachasssss. Sólo una cosa en la que estoy en desacuerdo. Lo de haceros “mayores”. Sois unos pipiolos y aunque las responsabilidades cambian con los años y con ello las prioridades, he puesto una velita a un Santo, para que a pesar de lo que ha de llegar, no dejéis de tirar tomas como esta y podamos gozar de vuestros éxitos.

    No voy a descubriros nada que no sepáis. Un abrazote enorme y un besote cariñoso a los dos. Y como siempre, se despide de vosotros muestro más fiel seguidor, vuestro amigo Jul y familia.

    • Flashes en la Noche Autor

      Muchas gracias Julio!

      Ya te echábamos de menos! 😀

      No nos hacemos “viejos” pero si que vamos creciendo… y ya sabes lo que pasa… el tiempo de ocio se reduce. Ya iremos viendo como evoluciona esto.:D

      Besos y a abrazos para ti y tus “chicas”.

      PD: hace mucho que no sales por la noche a hacer fotos!!! ya empieza el buen tiempo!

  • César

    Muchas gracias chicos!!!

    Y tanto que ha cambiado la cosa…
    Es una pasada ver como en tan poco tiempo hacéis cosas tan espectaculares!!
    Si en aquellas primeras salidas me hubierais dicho que haríais 4 o 5 fotazas (aunque sea cerrando un poquito los ojos entre las ubicaciones) en una sola noche, jamás lo hubiera creído; ahora habiéndolo visto lo que da lástima es que todos estos lugares no estén más cerca entre sí.

    Como siempre, un trabajo estupendo y mucho ánimo para seguir dándolo todo!!

    😉