Gigantes de piedra y barro 2


Existen multitud de listas negras y rojas de patrimonio en Internet pero en casi todas podremos encontrarnos con la torre mudejar de Villacreces. Villacreces es un pueblo abandonado a mediados del siglo XX, situado al norte de la provincia de Valladolid, lindando con Palencia y León.

La construcción de este pueblo basado en el adobe, hizo que tras su abandono y teniendo en cuenta el alto mantenimiento que requieren este tipo de construcciones, el pueblo poco a poco vaya desapareciendo. Lo que antes eran las paredes de las casas, ahora son parte del suelo.

Gracias a que aún se conservan los libros de la construcción de la torre, sabemos que fue construida por García Muñoz y su hermano Juan Muñoz. Estos dos alarifes fueron muy requeridos y estimados en su tiempo, llegando a diseñar un tipo de torre que fue muy imitado. Como datos hemos nos hemos encontrado que la fecha en la que arrancó la construcción fue en 1538 con la compra de 30 000 ladrillos y no fue hasta 1557 cuando se dio por terminada la obra.

Gigantes de piedra y barro

ISO 1600 f/4 30s. – 14mm

Unos 450 años después llegamos nosotros, con los últimos rayos del sol. Tras un día de lluvias y sabiendo que el frente nuboso al igual que vino se iba a ir teníamos que aprovechar para intentar sacar el mayor número de fotos posibles ya que iba a ser una de esas noches inolvidables.

Tras unas cuantas fotos por el pueblo a los restos de alguna casa, con el cielo a veces encapotado y otras muy abierto, le tocaba el turno a la torre. Era el sujeto por el cual habíamos ido hasta allí y llegaba el final del frente nuboso, donde tendríamos las nubes más “bonitas” de la noche. Pero nos encontramos con un problema, no sabíamos muy bien como hacerla. Los encuadres que habíamos visto y las trazas que realizarían las nubes no terminaban de encajar, así que como en otras ocasiones tocaba improvisar.

A parte de esto, cada vez que pasábamos al lado del “gigante de piedra y barro”, nos hacia sentir muy pequeños, y queríamos transmitir esa sensación. Así que optamos por:

  • alejarnos de la torre, porque aún usando el 14 milímetros en un formato completo, si no nos alejábamos no conseguíamos meter la torre por completo. De esta manera, conseguíamos meter parte del pueblo en el encuadre dando más información del entorno.
  • decidimos meter una silueta humana en el encuadre para intentar transmitir aún más la sensación de miniaturizarnos, en primer momento, Pilar solo iba a aparecer en el encuadre, pero si no aportaba luz  creando un destello hacia la cámara, pasaba totalmente desapercibida.

Para hacer la foto usamos el procedimiento habitual: encuadre, enfoque, calculo de la exposición, en este caso con 30 segundos teníamos las estrellas “estáticas” y una traza de nubes interesante. La iluminación fue aportada por la Luna saliendo en el horizonte y una ligera iluminación aplicada por Pilar al suelo y a la torre, para que destacara un poco más y tuviese un tono un poco más cálido.

Ya sabéis que si tenéis alguna duda o queréis que profundicemos algo más en algún tema, solo tenéis que dejarnos vuestras dudas aquí debajo.

Esto es todo, sino quieres perderte nuestras actualizaciones. Suscríbete ¡Nos vemos el martes!


¿Tienes algo que comentarnos? ¿Tienes alguna duda? Escríbenos

2 Comentarios en “Gigantes de piedra y barro

  • Julio Ruiz

    Jooooo, enamora la toma. Fantástica chicos. Composición perfecta, color, trazas de nubes dan una alegría indescriptible. Hoy no me enrollaré mucho, pues es muy tarde, pero no podía dejar de llamar la atención por esta imagen, que con todo mis respeto a otras, es una de las que más me gusta.
    Abrazos y besos y como siempre mi enhorabuena por lo que soy capar de hacer y por enseñarnos es resultado y como lo realizasteis. Vuestro siempre amigo y fannnnn, Jul.